martes, mayo 29, 2012

PROYECTO LAZARUS, “LEVANTATE Y ANDA. y la Doctora Almudena Ramón Cueto.

Buenas

Hace como dos años leí como a la doctora Almudena Ramón Cueto la echaban del hospital donde trabajaba en estudios de regeneración de la médula espinal al conseguir pruebas feacientes de haber encontrado un camino para la curación de gente con problemas de movilidad por lesiones.  Preocupado entoces por el rechazo que se le hizo, ya hice difusión en su día. Hoy me encuentro con este artículo y es por eso que le doy difusión de nuevo. Pienso que este tema es muy interesante.

Saludos. Julian.


PROYECTO LAZARUS, “LEVANTATE Y ANDA.”


“Proyecto Lázarus: levántate y anda” es una asociación sin ánimo de lucro cuyo único objetivo es potenciar la investigación para la cura de las lesiones medulares. Por ello hemos decidido apoyar la investigación que nos parece más avanzada y cercana, como lo es la de la Dra. Almudena Ramón, y luchar para que esta terapia se convierta en una realidad.
Así es que decidimos crear esta Asociación, con el fin de servir como Plataforma de Apoyo a la Fundación IRSN en la búsqueda de la financiación necesaria para la puesta en práctica en humanos del estudio que, mediante la GLIA envolvente olfatoria (un tipo de célula que se extrae del bulbo olfatorio) ha devuelto la movilidad a roedores, perros y primates.
Todavía no se puede afirmar que funcionará en seres humanos, porque no se ha experimentado, pero sí se puede decir que tiene muchas posibilidades de ser un tratamiento exitoso, por sus precedentes.
Por qué no intentarlo??
Los  más de 4 millones  de personas en todo el mundo que viven hoy en día postrados en una silla de ruedas se merecen que lo intentemos.
La cuestión es… tú tienes 700.000€???
Nosotros tampoco…
Y la gente que los tiene se muestra reacia a invertirlos en un proyecto que no le reporte ningún  beneficio económico.
Entonces pensamos:
por qué no buscar a 700.000 personas que quieran donar 1€??
ó 350.000 que quieran donar 2€…
ó 100.000 que quieran donar 7€…
y así sucesivamente.
Imagen-objetivo2
Y es que ya sea 1, 10 ó 10.000 euros, cualquier aportación es buena y nos acercará un poquito más a nuestra meta.
No te pedimos que inviertas tus ahorros,  una herencia inesperada o que te gastes lo que no tienes. Basta con que renuncies a un café, a una cena, a una tarde de compras…
Demostremos  que entre todos, con nuestras pequeñas aportaciones podemos conseguir algo GRANDE.
Te apuntas?
¿Qué es lo que apoyamos?
Existe una investigación pionera en el mundo entero, desarrollada por la investigadora española la Dra. Almudena Ramón Cueto, que persigue la cura de las lesiones de la médula espinal.
Esta línea de investigación tiene por objetivo conseguir una terapia de trasplante celular AUTÓLOGO, es decir, utilizando células del propio paciente. NO se emplean células madre, ni adultas ni embrionarias, ni células modificadas genéticamente, por lo que esta terapia evita que el cuerpo las rechace y, por tanto, evita también la medicación inmunosupresora, así como la generación de posibles tumores.
Esta investigación está avalada científicamente a nivel internacional, y otros grupos científicos de todo el mundo la han aplicado y reproducido con excelentes resultados en distintas especies animales y en distintos tipos de lesiones medulares.
¿Por qué necesita de nuestro apoyo?
Esta investigación no está recibiendo todo el apoyo que debería, ¿por qué?.
Cabe resaltar que, al tratarse de una terapia autóloga “no es patentable” y, por tanto, no puede comercializarse en forma de medicamento por ninguna empresa biotecnológica o laboratorio privado, de modo que no genera beneficios económicos.
El motivo inconfeso de esta falta de apoyo es, probablemente, facilitar que una firma o grupo empresarial privado se beneficie económicamente con el descubrimiento, eliminando la terapia autóloga,  sin importar, una vez más, cuál es la opción más beneficiosa para el paciente y por extensión para la sociedad.
¿En qué punto se encuentra la investigación?
Esta línea de investigación ha conseguido resultados sobresalientes en el ámbito internacional, en animales de experimentación.
Se ha desarrollado, minuciosa y escrupulosamente, toda la investigación preclínica ajustándola sobradamente a las recomendaciones de organismos internacionales respecto a la aplicación en humanos de nuevas terapias para la reparación de la lesión medular.
Sólo queda probar esta terapia en pacientes humanos.
Este ensayo podría devolver la movilidad, la independencia y la LIBERTAD, a muchas personas que se han visto confinadas a una silla de ruedas. Y por supuesto devolverían la felicidad a multitud de personas (familiares, parientes, amigos…) que sufren con ellos.
¿Qué se necesita?
En una palabra: FINANCIACIÓN.
A pesar de todas los obstáculos inimaginables puestos a esta línea de investigación, este proyecto ha seguido avanzando gracias a la perseverancia y a la financiación de una modesta fundación compuesta mayoritariamente por lesionados medulares: la Fundación Investigación en Regeneración del Sistema Nervioso (Fundación IRSN / http://www.firsn.com).
En los últimos meses, esta Fundación ha desarrollado el proyecto de terapia para humanos derivado de estas investigaciones, y están preparados para su aplicación inmediata. En cuanto se consiga financiación…
Concretamente, 700.000€ para comenzar con los 5 primeros pacientes.
Os traigo un testimonio:

Soy Jordi Molina, un chico valenciano de 33 años.
Hace poco más de un año, quedé tetrapléjico tras sufrir un accidente practicando snowboard en las pistas de Javalambre, Teruel.
Siempre se ha dicho que una lesión medular es para toda la vida, que no se puede curar…. y ‘tetrapléjico’ es una de las palabras más terroríficas del diccionario.
Mientras estuve hospitalizado, parientes y amigos se movieron y descubrieron que existen varias investigaciones en marcha enfocadas a la cura de la lesión medular mediante la regeneración del tejido nervioso. Entre todas estas investigaciones una llamó su atención, la de la doctora Almudena Ramón Cueto.
La técnica que utiliza es el trasplante autólogo de células de la GLIA envolvente olfatoria, es decir, el paciente es el propio donante. Sin modificaciones, sin patentes, sin posibilidad de generar beneficios económicos… Es quizás por esto, por lo que, a pesar de haber obtenido resultados muy prometedores en animales, no encuentra los apoyos y financiación suficientes para dar el paso al ensayo clínico con humanos. Más bien al contrario, se encuentra numerosas trabas para que su investigación no prolifere.
La investigación fue posible gracias al apoyo de una Fundación formada por lesionados medulares, la Fundación IRSN, que la ha apoyado económicamente durante años, hasta conseguir diseñar los protocolos clínicos necesarios para comenzar su aplicación en personas.
Y ya está todo listo.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada